‘After Beach’ en la sobremesa de los domingos

After Beach domingos en El Mar

‘After Beach’ en la sobremesa de los domingos

Un espacio de encuentro. Así es El Mar. El tú a tú aquí es importante. Hablar cara a cara es vital. Y, sobre todo, pasárselo bien. En esta terraza habilitada en la zona de los jardines de La Cucanya, la propuesta es disfrutar cada domingo del verano a partir de las 17h de un ‘after beach’ lejos de las preocupaciones.

‘After Beach’ en El Mar.
Los domingos del verano.
A partir de las 17 h.

Sin duda, es la cita del verano. Y la mejor manera de acabar la semana para empezar la siguiente con energía. El Mar es sinónimo de relax, de sosiego, de hablar pausadamente con los amigos, sin aglomeración, de escuchar buena música y de tomar una copita para socializar de la mejor manera posible.

El espacio se fusiona con un ambiente aún más relajado que invita a disfrutar durante horas en buena compañía, ya sean amigos, familiares o desconocidos. Todos se entrecruzan palabras y miradas entorno a la Fuente, el epicentro de este lugar rodeado por taburetes, mesas, una barra de bar y, por supuesto, el lugar mágico para la música: la caja de los djs.

Para descargar el estrés y ansiedad de la semana no hay nada mejor que una buena sesión de música en vivo. Amenizar la sobremesa y crear el after beach perfecto corre a cargo de PoolArea, una pareja de djs que recupera lo mejor de cada estilo musical adaptado para este ambiente de domingo.

Char-Lee y Frenchi son los encargados de estimular el ambiente. Tanto él como ella se entienden de tal manera que se mimetizan con ese ambiente de tranquilidad y buen hacer que es El Mar. Su música, con ritmos tan diversos como el slow house, el chillwave o el synth pop son los encargados de dar la marcha que necesitan los clientes. Tanto los que se han quedado a comer en La Cucunaya como los que han elegido el restaurante para disfrutar de un punto de encuentro para pasar el rato.

El Mar y PoolArea son la pareja perfecta. Hay buen rollo, el ambiente es ideal, se potencia el entendimiento, las ganas de pasarlo bien, las consumiciones ayudan a mitigar la pesadez del calor y, durante unas horas, todos se olvidan de que el mundo sigue girando.